Personaje: LAS DISTINTAS ARISTAS DE UN PRESIDENTE

· Con más de seis décadas al hombro, Ricardo Lagos Escobar (Don Richi para los amigos) ha dirigido el Ministerio de Obras Públicas, ha “indicado” de manera trascendente a cierta persona y últimamente asume la tarea de capitán del barco. Las encuestas dicen que llegaremos a buen puerto, pues su periodo presidencial termina a principio del 2006. Sin embargo, no ha sido fácil porque la época de tormentas no amaina y el viento se cuela desde la derecha.

A este hombre, el Presidente Ricardo Lagos, lo hemos visto en el histórico programa de la colega Raquel Correa, apuntando con su dedo índice a cierto ex-paciente inglés. Desde ese día, la imagen pasaría a ser un símbolo para la Concertación de Partidos por la Democracia.

Pero eso no es todo, pues Ricardo Lagos es más que un político que se atrevió a encarar a Pinochet. Es también una persona, primero que todo, que no posee fe según ha “confesado”, pero que respeta todos los credos. De lo mismo es posible concluir que es muy paciente, pues sentarse horas a escuchar el Tedeum cada año, sin una gota de fe, habla muy bien de él. Pero además, Lagos tiene ese semblante afable de abuelo bonachón, ése que cualquiera desearía tener. También es hijo, hace unas semanas se despidió de su centenaria madre Emma Escobar de 108 primaveras, tanto la quiso que fue capaz de suspender una gira a Europa por estar a su lado en sus últimos días. Tras el deceso, se mostró muy emocionado con las transversales muestras de afecto de los distintos sectores políticos. Por suerte hay dos dedos de frente.

Volviendo a Ricardo, el Primer Mandatario, vemos a una persona admirada no sólo por sus pares latinoamericanos, que hace poco lo llenaron de elogios de manera transversal, mientras que Kirshner bromeó (entre mentira y verdad) que “ojalá lo suceda una mujer en la casa de gobierno”. Por otro lado, en Europa y Asia se relaciona con algunos de los más influyentes mandatarios y primeros ministros, quien han visto en Lagos a un estadista que trasciende las fronteras de su país y que ha sabido dirigir a Chile por un buen camino. No lo digo yo, lo dicen los miles de chilenos que le dan casi un 70% de aprobación a nivel nacional, a la espera de la votación del 15 de enero próximo, jornada en la que conoceremos a su sucesor.

En el final de su exitoso mandato y casi en la meta para decidir quien continuará dirigiendo al país, Lagos se ha visto involucrado en malos manejos comunicacionales, por calificarlos de alguna manera. El apoyar a Michelle Bachellet le valió el disgusto de quien fue una de sus más férreas colaboradoras en su propia campaña, la también candidata (por esos días) Soledad Alvear. Un tema hoy por hoy olvidado, pero que trascendió en meses pasados, cuando finalmente la abanderada DC tuvo que retirar su candidatura en beneficio de la ahora candidata única por la Concertación, quien incluso hoy recibió el apoyo de la ultra izquierda, quienes están de acuerdo con el plan de gobierno planteado por Bachelet, que encandila con la abolición del antidemocrático sistema binominal, dejando cegados a los adherentes al Partido Comunista de Chile.

Pese a este percance y a otros que simplemente ya pasaron, Lagos disfruta de su estadía en La Moneda. Entre reuniones, giras y cumbres, el tiempo y el día se deben hacer cortos, pero siempre debe haber su gota de humor, cuando corresponde. Como cuando era momento de referirse a la salida del ex-Ministro del Interior José Miguel Insulza para asumir su nuevo cargo de Secretario General de la OEA, dijo Lagos: “José Miguel (Insulza) dejará ‘un gran espacio’ en el Gobierno” que provocó las risas de los colegas y público asistente.

En tierra derecha… ¿o izquierda?
En otros “posteos” ya me referí a la elección del 11 de diciembre, así que aquí simplemente estaría de más. Por ello, solo pretendo volver a comentar otra trascendencia política cuando la mitad de enero llegue y nuevamente se abran las urnas para hacer válida la opinión de cada ciudadano inscrito en los registros electorales. Eso sí, no puedo dejar de mencionar, que me parece justo que los vocales de mesa reciban un bono por primera vez en la historia de nuestro lindo país.

El es don Richi, antes que político, persona. Hijo, hermano, abuelo, tío… ¿deudor?… para algunos sí, para otros no. Le quedan tres meses de mandato y menos de un mes para conocer la nueva decisión del respetable.

¿Qué pasará? Ojalá que algunos de los que lean esto, tengan la oportunidad de hacer válido su voto, sea por quien sea, aunque todos saben cual sería mi sugerencia. Por eso sigan enviando sus comentarios para que estén conmigo… ^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s